Que ver en Vilna? La ciudad más artística y bohemia de los países bálticos
1241
post-template-default,single,single-post,postid-1241,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive,elementor-default

La Artística Vilna

Con un poco más de medio millón de habitantes, Vilna se convierte en la capital de Lituania. En este artículo hablaremos de una de mis ciudades favoritas y os contaré los lugares que hay que ver en Vilna obligatoriamente.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, no te puedes perder su barrio independiente de Uzupis, las calles del ghetto o la famosa Torre de Gediminas.

Una ciudad llena de vida, con leyendas y curiosidades que hacen de Vilna una ciudad perfecta para visitar.

¿ Que ver en Vilna ?

Puerta de la Aurora

No hay una mejor manera de empezar a visitar la ciudad que entrar por la Puerta de la Aurora.

Construida en el siglo XVI, es la única que se conserva intacta de las diez que tenia la muralla de la ciudad.

Lo bonito y singular de la puerta es que en la parte superior, se encuentra una capilla con la virgen de Nuestra Señora de la Misericordia.

Para llegar hasta la capilla, tienes que subir unas escaleras, las cuales, algunas personas las suben de rodillas en forma de agradecimiento y devoción a la virgen.

Es una capilla muy pequeña, (no hay ni sillas) donde se da misa en Lituano y en Polaco.

Una anécdota de este lugar, es que en el año 1993, el papa Juan Pablo II dio una plegaria. Como muestra, hay una placa que así se lo recuerda a todos los feligreses.

Personalmente, me gustó mucho el lugar, han sido capaces de convertir la puerta de entrada a la ciudad en un lugar de culto y veneración.

De la muralla que rodeaba la ciudad, ya solo quedan restos y la puerta de la Aurora, es la única construcción que queda en pie. Para ello, ha tenido que ser reformada en numerosas ocasiones.

Sin duda, es un lugar muy querido por los lituanos, una muestra del pasado que ha sabido adaptarse al presente.

Lugar curioso, y digno de visitar.

  • Dirección: Ausros Vartu 12, Vilna, Lituania
  • Horario: Abierto de lunes a domingo de 6h hasta las 19h.
  • Precio: Entrada Gratuita
  • Más información: www.ausrosvartai.lt
República Independiente de Uzupis

Cuando me explicaron lo que en realidad ocurría en este barrio me quedé anonadado, sin palabras.

Uzupis, es un pequeño barrio de Vilna que se declaro “independiente” en el año 1997. Pero resulta que el barrio tiene su propia bandera, tiene un ejército de 15 personas y tenia moneda propia!!

Y todavía sigue, que nada más entrar en el barrio puedes leer hasta una constitución, la cual invito a todo el mundo a leerla porque no tiene desperdicio: Derecho a ser feliz, Derecho a los perros a comportarse como tal…

Todo empezó gracias al alcalde la ciudad, que cedió el barrio a los artistas para que rehabilitaran los edificios y le dieran vida.

En mi opinión, se les fue de las manos, le querían dar tanta vida al barrio que lo declararon independiente.

Os acordáis del anuncio de Ikea que decía: “Bienvenidos a la República Independiente de mi casa” alguno se le ilumino la cabeza con ese anuncio y lo puso en práctica al pie de la letra.

El barrio es muy bonito, fachadas pintadas de todos los colores, galerías de arte en cada esquina, pequeñas tiendas de artesanía, etc…

Hay algunas partes del barrio que son de especial interés como el Ángel de Uzupis el cual quiere simbolizar el renacimiento de la libertad artística del distrito.

Algunas de las demás cosas que ver son el cristo mochilero, la sirena sobre el río o el columpio debajo del puente.

Y por último, conoce a Studio Maruko, la persona que nos recogió en mitad de una autopista mientras hacíamos autostop y nos llevo hasta su casa, sí, en pleno centro del barrio de Uzupis.

Dejando a un lado la independencia del barrio, fue un lugar que me encantó, el toque bohemio del lugar y la preocupación de no saber lo que te vas a encontrar en la siguiente calle, hizo del paseo por este lugar el mejor de Vilna.

Se lo recomiendo 100% a todo el mundo que visite la ciudad, no es peligroso ni mucho menos, al contrario, todo el mundo tratará de ayudarte.

Repito, no te lo puedes perder, es un lugar que hay que ver en Vilna obligatoriamente.

  • Dirección: Užupis, Vilna, Lituania
  • Horario: Abierto 24h
  • Precio: Entrada Gratuita
Iglesia de Santa Ana

Seguimos conociendo esta ciudad situada a la rivera del río Neris y otra de las cosas que hay que ver en Vilna es sin duda la Iglesia de Santa Ana.

Es uno de los lugares más representativos de la ciudad, su estilo gótico tardío del Báltico y su fachada de ladrillo hace de esta iglesia uno de los lugares de visita obligada.

Sí que es cierto que el interior no me apasionó tanto como el exterior, pero es que el exterior es tan bonito que es difícil de superar.

Lituania fue uno de los últimos países que adopto el cristianismo, por eso, los edificios de estilo gótico escasean en el país.

Uno de estos poco edificios es la Iglesia de Santa Ana, la cual tiene la leyenda de Napoleón.

La cual dice que Don Napoleón Bonaparte,  después de ver la iglesia durante la guerra franco-rusa se enamoró de ella.

Se enamoró tanto que expresó su deseo de trasladarla a París. Eso quedó en una leyenda, ya que por suerte para los Lituanos, la iglesia se quedó en el país.

Dejando a un lado las leyendas y anécdotas, lo cierto es que el aspecto exterior con su toque ladrillado enamora.

Su ubicación es ideal, se encuentra entre el barrio independiente de Uzupis y la plaza de la Catedral, así que solo por el sitio donde fue construida ya merece hacer un alto en el camino y conocerla un poco más.

  • Dirección: Maironio g. 8-1, Vilnius
  • Horario: De Martes a Domingo de 11h a 18h. Lunes cerrado
  • Precios: Entrada Gratuita
  • Más información: www.onosbaznycia.lt/
Plaza de la Catedral

El lugar de reunión de todos los habitantes de Vilna es sin duda alguna la plaza de la catedral.

En ella, tienes que buscar por el suelo una placa que pone “Stebuklas” que significa “Milagro”, y según cuenta la leyenda tienes que pensar un deseo mientras das una vuelta alrededor para que se cumpla.

En realidad, la placa es el punto final de una cadena humana (Cadena Báltica) de más de 600km que unió Estonia, Letonia y Lituania el 23 de agosto de 1989 y que buscaba la independencia.

Una independencia, qué, como sabemos al final, consiguieron.

Justo delante de la catedral, se encuentra el campanario, es curioso porque desde lejos parece que este torcido.

Pero solo es un efecto óptico, y la torre esta recta. Pero siempre se puede hacer una foto estilo “Torre de Pisa”.

También, es curioso como el reloj, que se encuentra a 57 metros de altura, no tiene minutero pero suena cada cuarto de hora.

La Catedral es espectacular, ha sufrido numerosas restauraciones, en una de ellas, encontraron más de 40 pinturas de los siglos XVI y XIX.

Si visitas el subterráneo, encontraras el fresco más antiguo de toda Lituania (Finales del Siglo XVI) y representa la Crucificción de Cristo.

Una de las capillas más conocidas y más queridas por los Lituanos, es la de San Casimiro, donde se guardan los restos mortales del santo.

Lo verdaderamente digno de ver es la escultura de la virgen, la cual si te fijas bien, esta sonriendo.

Es una de las pocas representaciones de la virgen sonriendo que existen en el mundo.

También podemos ver un cuadro plateado de San Casimiro, el cual está representado con tres manos.

La leyenda cuenta que el pintor cubrió la mano tres veces, pero siempre volvía a aparecer, lo cual lo considero un milagro y no volvió a intentarlo.

La catedral es preciosa, un edificio barroco con un color blanco destellante y estable. Perfecto para entrar y conocer uno de mis lugares favoritos de la ciudad.

Es sin ninguna duda uno de los lugares que hay que ver en Vilna. Recomendable 100%

  • Dirección: Šventaragio g., Vilna, Lituania
  • Horario: Todos los días de 7:30h a 19h.
  • Precios: Entrada Gratuita
Museo de la KGB

También conocido como el Museo de las Víctimas del Genocidio, está dedicado a los miles de lituanos que fueron encarcelados, deportados o asesinados por la Unión Soviética desde que se acabó la II Guerra Mundial.

Hay tres plantas que se pueden visitar y que muestran la cruda realidad de lo que ocurrió durante esos años.

El museo es fascinante, hay exposiciones de fotografías con textos sobre lo que realmente ocurrió. En la planta baja, encontramos la prisión, la sala de interrogatorios y la sala de ejecuciones.

Los pelos de punta se me pusieron al ver todas esas imágenes, todos esos lugares. Mil preguntas sin respuesta se pasan por tu cabeza y ninguna tiene solución.

El silencio es lo más escuchado en el lugar.

Triste lugar pero recomendable a la vez. Saber el pasado ayuda a no cometer los mismos errores en el presente.

  • Dirección: Auku g. 2a,  Vilna, Lituania
  • Horario: Miércoles a sábado 10-18; Domingo 10-17.
  • Precio: Adultos – 2 €; Alumnos, estudiantes y jubilados – 1 €.
  • Más información: www.genocid.lt
Torre de Gediminas

Si piensas en Lituania, piensas en la Torre de Gediminas, el icono de la ciudad y el símbolo de todo un país.

La Torre de Gediminas, pertenecía a un antiguo castillo del que hoy en día solo quedan unos pocos restos y la torre.

No hace falta decir que desde lo alto de la pequeña colina, las vistas de la ciudad son inmejorables.

Hay dos formas de llegar hasta arriba, una fácil y otra difícil, una gratis y otra de pago.

La primera manera es por un caminito que está detrás de la Catedral de Vilna, un camino corto pero muy empinado.

Y la otra manera es gracias a un teleférico de pago, el cual en 10 segundos te plantas en lo alto de la colina.

Dentro de la torre encontramos un museo medieval el cual no me pareció nada del otro mundo, pero que te da acceso para subir hasta lo más alto de la torre.

Las vistas son las mejores de la ciudad sin ninguna duda, tener una ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO bajo tus pies no ocurre todos los días.

Podrás ver todos los monumentos que has visto a pie de calle, desde las alturas, también se ve el monumento de las tres cruces y podrás comparar la parte antigua de casas bajitas, con la parte nueva de grandes edificios.

Un contraste de historia de la ciudad en solo una mirada.

  • Dirección: Arsenalo g. 5, Vilna, Lituania
  • Horario: Abierto todos los días de 10h hasta las 18h.
  • Precio: Adultos 5€; Niños 2,5€
  • Más Información: http://www.vilnius-tourism.lt
Universidad de Vilnius

No es muy común ir a ver una universidad mientras estás de visita en un lugar. Pero ésta es la excepción ya que merece mucho la pena hacerse pasar por estudiante por unos minutos.

Fundada en el año 1579 por jesuitas españoles y por Esteban I, rey de Polonia, es la universidad más antigua de Europa del Este.

Que no te engañe el aspecto aburrido y monótono de la Universidad de Vilnius, como siempre pasa, lo mejor está en el interior.

Un interior que podrás encontrar galerías de arte (algunas realizadas por los propios estudiantes), patios, salas de gran belleza y la iglesia de Santos Juanes.

Algunos de los lugares a visitar, son la Biblioteca o también llamada sala blanca, donde hay más de 180.000 manuscritos y donde se encuentra una de las mejores colecciones de mapas del mundo.

En la facultad de Filología, se encuentra una sala con frescos de lituanos ilustres, la mayoría del siglo XIX y XX.

Y por último, tienes que entrar a la iglesia de Santos Juanes, dedica a San Juan Bautista y San Juan Apóstol.

En ella, encontraras a varios estudiantes rezando para aprobar los exámenes. Pero lo más importantes es su órgano, el más grande toda Lituania.

Si yo estudiara en esta universidad, estaría más tiempo caminando por la universidad, admirando obras de arte que en la propia clase.

Yo recomiendo perderse por la universidad y hablar con los estudiantes o profesores.

Seguro que te van a indicar amablemente nuevos lugares y te van a explicar algunas leyendas que rodean la Universidad de Vilnius.

Como por ejemplo, las tres cosas que tienes que hacer para poder graduarte.

Un lugar que hay que ver en Vilna.

  • Dirección: Universiteto g. 3, Vilna Lituania
  • Horario: Abierto de lunes a sábado de 9h a 18h
  • Precio: Entrada gratuita
  • Más información: www.vu.lt
Campo de concentración de Kaunen y Vilna Ghetto

En nuestra ruta de viaje, teníamos pensado hacer una visita a Kaunen, un campo de concentración, o mejor dicho, los restos de un campo de concentración nazi.

Teníamos todo previsto, incluso fuimos a la oficina de información turística para averiguar cómo llegar.

Pero no contábamos con el gran diluvio que cayó ese día en la capital lituana. Así que decidimos abortar el plan, ya que el lugar está al aire libre y no estábamos suficientemente preparados para ir.

Pero para los aventureros que deseen visitar el campo de concentración de Kaunen, les voy a dar unas indicaciones para llegar.

El lugar está a unos 20 minutos en tren desde Vilna en dirección Kaunas, hay que bajarse en la parada de Paneriai.

Y muy importante, en la parte izquierda de la vía, hay que buscar la calle Agrasty y seguirla recto (unos 800 metros) hasta llegar a un monumento que dice Paneriu  Memorialas.

En ese lugar encontraras información de los horrores cometidos allí, donde más de 70.000 judíos perdieron la vida solo por tener una idea política o una religión diferente.

En el recinto también hay una pequeña casa que sirve de museo, donde expone las barbaries que allí ocurrieron.

Ahora mismo solo quedan restos, ya que los Soviéticos intentaron eliminar cualquier rastro de lo acontecido.

Pero la historia no se borra destruyendo lugares.

Y otro lugar que no borra su pasado es el Ghetto de Vilna, remodelado y restaurado, una simple placa recuerda las atrocidades que recibieron los judíos en ese laberinto de calles.

Ahora, calles con obras de arte, numerosos hoteles y un sin fin de cafeterías pueblan esta pequeña parte de la ciudad que fue olvidada en un época y llena de vida en la actualidad.

Como en todas las ciudades, recomiendo perderse por sus calles y el Ghetto de Vilna es un lugar perfecto para ello.

Sin duda, Vilna a creado en mi un antes y un después. Conocer su pasado y su presente me hace pensar en su futuro.

Han sufrido mucho, tanto en las guerras como para lograr su independencia, y ahora, con la adquisición del euro, yo les auguro tiempos de bonanza.

Pero siempre, recordando con humildad de donde vienen, del esfuerzo realizado y teniendo precaución con los errores.

A mí Lituania me enamoró, pero lo que más me gusto es su gente. Su buena gente.

Por eso siempre recomiendo, conocer, visitar y viajar por Vilna, pero también por Riga y por Tallin.

Unas capitales bálticas desconocidas pero con mucho encanto que seguro que poco a poco saldrán a la luz.

Más Información:
  • Habitantes: 554 060 habitantes.
  • Idioma: Lituano, aunque la mayoría de las personas también hablan Inglés.
  • Moneda: Euro, el 1 de enero de 2015, el país adoptó el Euro.
  • Del aeropuerto hasta la capital:  La parada principal de autobús en la ciudad es ‘Stotis’, situada junto a la estación de autobús y de tren de Vilnius. El bus número 1 al igual que el bus número 2 circula entre el aeropuerto y la parada de autobús ‘Stotis’. La parada de autobús ‘Stotis’ está ubicada a 1 kilómetro de distancia de la Ciudad Antigua ‘Old Town’ (Senamiestis), aquí se encuentran la mayoría de los hoteles. El precio por un sólo trayecto es de € 1,00, los billetes pueden ser adquiridos con el conductor del autobús y deben ser sellados antes de sentarte en el bus. El taxi es la manera más rápida para llegar a la ciudad, el precio es algo excesivo, unos 15 € por 10 minutos de trayecto.
  • Clima: Los meses más fríos son enero y febrero, cuando la temperatura media es de –5 °C. Los veranos en Vilna son suaves y lluviosos con una temperatura promedio de 15 °C en julio, no obstante las temperaturas en los días más calurosos pueden superar los 25 °C.
  • Tipo de enchufe: El tipo de enchufe que se utiliza es el Europeo.
Artículos Relacionados
Síguenos
Comparte
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.