El día que empecé a Cruzar Estados Unidos en Autostop
2226
post-template-default,single,single-post,postid-2226,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive,elementor-default

El día que empecé a Cruzar Estados Unidos en Autostop

Momentos que el primer día te parecen insuperables y que cuando todo acaba se convierten en una mera anécdota. Mi suposición es qué si superas ese primer fatídico día luego todo será más fácil, en contra, hoy es el momento más difícil.

Los nervios son constantes, presentes en cada minuto. Hoy es nuestro primer día, la primera toma de contacto que nos llevará por todos los Estados Unidos.

La ciudad de San Francisco en California es nuestro punto de partida, allí estuvimos pasando el Jetlag gracias a la primera persona que nos ayuda en el viaje.

Rob, 110 personas ha alojado en su casa a través de Couchsurfing. 67 años de historias que nos encantó escuchar en esa cena que hubiera preferido que durará otros 67 años más.

La despedida de su casa fue especial, muy temprano, sin hacer mucho ruido para no molestarle más, para dejar que descansara en su único día sin trabajo de la semana.

Sobre la mesa, una nota de agradecimiento y una invitación a España con cena incluida que haga retomar esas conversaciones que dejamos a medias.

rob

Coincidencia que el primer día de nuestro viaje sea por la carretera número 1 de Estados Unidos.

Allí, en una parada de bus y tras 10 minutos de espera bajo unas nubes que querían tormenta Brand nos echó una mano.

Brand se dirigía hasta Santa Cruz, nosotros hacia Los Ángeles, pero cambiamos de opinión después de sus recomendaciones. Según él era prácticamente imposible, 7 horas de distancia entre las ciudades el verdadero inconveniente.

San Luis Obispo era el mejor lugar para hacer una parada, descansar y retomar el viaje al día siguiente. Nuestro objetivo cambió, Los Ángeles se hacían de rogar y San Luis Obispo estaba a tres horas de nuestro actual destino.

Captura de pantalla 2019-02-21 a las 15.56.02

Poco a poco y sin prisa nos despedimos de Brand para volver a ponernos con un dedo levantado y un nuevo cartel con las siglas SLO (San Luis Obispo).

Pasó tiempo, casi una hora en aquel cruce de calles que dieron resultado negativo, o eso creíamos nosotros cuando empezamos a caminar en busca de un lugar mejor.

Las cosas que tiene el viaje, caminando hacía el nuevo lugar nos para una chica la cual no entendíamos muy bien, al principio pensaba que nos estaba ofreciendo algo, luego descubrimos que quería llevarnos en su coche.

Olivia nos había visto en ese cruce de calles, según ella nos vio limpios, con actitud de buena gente y además se tenía que ir a trabajar a Monterrey, a una hora de camino. ¡Increíble!

Las anécdotas de ese pequeño viaje son cientos, creo que ella estaba más sorprendida que nosotros de poder llevarnos en su coche.

Éramos las primeras personas que recogía haciendo autostop, su alegría, sus preguntas se transmitían en buenas sensaciones y acabaron por desviarse de su destino y llegar a ofrecernos casa para pasar la noche si nadie nos volvía a recoger.

Por suerte mantenemos el contacto, su número nos permite tener esa esperanza de volver a cruzarnos en algún lugar del mundo.

OLIVIA

La nueva historia empieza por un helado después de comer, lejos de esas nubes oscuras y con un sol brillante apetece salir, disfrutar del día y regresar a casa con tu helado favorito. Pero quién les diría a ese padre e hija mexicanos que aquel simple trayecto se convertiría en una excusa para conocer un nuevo lugar.

A un lado de la carretera G17 con un cartel que ponía 101. Allí aparecieron ellos: “os podemos acercar a la carretera 101, está a 20 minutos”

Al principio le dije que no, pero la conversación dio un vuelco para acabar diciendo sí.

No hace falta decir que tanto Carmen como yo estamos enamorados de México, un país increíble con una gente sobresaliente.

Teníamos tantas historias de las cuales hablar que no se podían acabar en esos 20 minutos, nos ofrecieron compartir ese helado con ellos y por supuesto que aceptamos.

helado

Era domingo, medio día, sin planes:

– La siguiente parada es San Luis Obispo a dos horas de camino – les comentamos.

–  Nunca he estado en San Luis – le dice la hija al padre.

Pues hoy lo vas a conocer – le contesta.

Sigo incrédulo al escribir estás líneas, así conoció Bibiana San Luis. Me paro a pensar y es cómo si una persona de Barcelona se va a Lleida y vuelve en una tarde, ¡de Ciudad Real a Madrid hay dos horas! Cada vez que lo pienso solo puedo dar más las gracias por ayudarnos y que el ir a comprar un helado se convierta en una nueva escusa para conocer nuevos lugares.

vivamexicoIMG_3496

La noche llegó, utilizamos couchsurfing en San Luis, enseguida recibimos la aceptación de Pete.

Tengo la sensación de contar varios cuentos dentro de una misma novela, pero en esta historia que nos va a llevar a Cruzar Estados Unidos en Autostop tiene que aparecer Pete.

Segundo Couchsurfing en tierras americanas ¡74 años! Escultor, su casa es su museo, su vida. Visito España en el año 76, Franco muerto y Trump muerto decía en español.

Pasamos la noche entre historias que me gustaría contar más tranquilamente porque sí, su vida es una verdadera novela.

casa pete

Ese espíritu joven lo quiero yo cuando me jubile, pensaba. Nos acompañó de nuevo a esa carretera 101, creo que se despidió con uno de los abrazos más fuertes que me han dado en mi vida.

11478ded-7bc9-4bd2-8b7a-29ad5237b1eb

Era muy importante llegar a Los Ángeles en este día, quedaban 4 horas de viaje, un día soleado y festivo en Estados Unidos (El día del Presidente) todo a nuestro favor.

Una hora de espera, dos coches se pararon para preguntar cómo estábamos, el tercero se atrevió a llevarnos.

Matheus, iba a Santa María, una pequeña ciudad a una hora de donde estábamos, llegamos hasta allí y paramos en un supermercado donde compró 12 latas de cerveza.

Nos comenta que en 5 minutos viene su novia y qué van a ir a pasar el día a Santa Barbara, una ciudad muy bonita a otra hora aproximadamente de camino.

En ese momento también nos paramos a pensar en si bajar del coche e irnos o quedarnos ahí. Para ponernos en situación, estábamos en un parking, con una persona que conocíamos de hace una hora, la cual había comprado 12 latas de cerveza, esperando supuestamente a su novia y que nos iba a llevar a otro sitio para disfrutar de su día libre. Cuanto menos es extraño.

faga

Decidimos quedarnos, llegó su novia y pusimos rumbo a Santa Barbara. Tengo grabados en la memoria esos momentos en que nos invitaba a acompañarle a beber cerveza, a bailar y cantar canciones mientras nos explicaba alguna aventura graciosa.

Resumidamente así pusimos pie en Santa Barbara, recuerdo que incluso dimos una vuelta por esa pequeña ciudad costera cuando cogió el móvil, hizo una nota de audio en el traductor y nos dijo que estaban pensando en ir a Santa Mónica, una zona de Los Ángeles.

Esta vez la excusa no era un helado, era que nunca había estado en el muelle de Santa Mónica, nosotros le dijimos que tampoco lo habíamos visto.

Desde las 10.30am hasta las 15h de la tarde nos pasamos en ese coche, aseguro que más de la mitad del tiempo riendo y pasándolo bien.

Una foto que para mí vale su peso en oro. ¡Gracias Matheus!

matheusensantamonica

El último microcuento de este pequeño articulo va dedicado a Vicent, tengo la sensación que ya hemos gastado toda la suerte que nos tocaba en este viaje.

Vicent trabaja en lo que a priori es un trabajo de ensueño, busca localizaciones para grabar películas, anuncios, videoclips… se pasa las horas del día dando vueltas con el coche por la ciudad de Los Ángeles buscando esa casa, esa calle perfecta para el próximo anuncio de un coche.

Ha trabajado en series para Netflix, cientos de anuncios de coches, cervezas…, videoclips de varios famosos con una estrella en el paseo de la fama.

Consecuencia, se conoce todos los recovecos de una ciudad tan grande como LA. Todos los lugares turísticos y no turísticos, todo. Íbamos con su coche y cada dos minutos nos explicaba aquí se rodó la película de la la land o la serie de Netflix…

Claro, fuimos a lugares espectaculares donde sólo estábamos nosotros tres.

yop

Comíamos en los mejores lugares a un precio mínimo

tACOS

Y nos ha enseñado todo lo que hay que ver en Los Ángeles.

vicent

Con él tuvimos muchas conversaciones, tres días dan para mucho, pero sobretodo escribir la de una mañana mientras desayunábamos en la mesa.

Le pregunté por su seguro médico, no tiene. Tuvo un problema en el corazón cuando tenía 15 años, le operaron gracias al seguro que tenía su familia.

Nos dijo que un seguro normal en Estados Unidos cuesta alrededor de 300 dólares, por culpa de esa operación a él le cuesta 1800.

– Y si te pasa algo que vas hacer? – le pregunté.

Su cara, su silencio me dieron la respuesta.

Quizá soy el único aquí que pensaba que no tener seguro solo le pasaba a gente con trabajos precarios o personas sin techo. Nunca hubiera imaginado que una persona que trabaja para grandes compañías de televisión le pudiera ocurrir.

¿QUIERES VIVIR LA EXPERIENCIA AL MÁXIMO?

Sé el primero en enterarte de todas las novedades que ocurren en esta aventura que nos llevará a Cruzar Estados Unidos de costa a costa.

Además, recibirás como regalo un PDF  gratuito con los mejores trucos para ahorrar dinero en tu próximo viaje. 

Al suscribirte estás aceptando nuestros términos.

vicent2

En este pequeño artículo lleno de microcuentos todos los personajes nos ayudan, nos invitan, nos recogen o nos acogen. ¿Y nosotros?

Llevamos tiempo pensando cómo podemos ayudar nosotros y por lo menos vamos a intentarlo.

Contactamos con una organización sin animo de lucro llamada Autrade, la cual ayuda a personas afectadas de autismo y otros trastornos del desarrollo.  

La asociación, dispone de un servicio de valoración y diagnóstico con una prestación de atención temprana para niños de 0 a 6 años, también, ofrecen servicios de ayuda y sustento a partir de los seis años, todo con el respaldo de un centro de educación especial y un servicio residencial para personas que necesitan gran apoyo.

Si todas las horas de espera, ese sufrimiento por encontrar un lugar donde dormir, todos los personajes, los miedos… todo este reality show sirve para ayudar aunque sea a una persona creo que habrá merecido la pena todo.

Autrade imagen sin fondo

La novela, los microcuentos se acaban por el primer día, aunque si me paro a pensar mañana tendremos otro nuevo lugar, otros nuevos personajes y otros nuevas adversidades diferentes a las de hoy, por eso creo que en esto de viajar, cada día es el primero, y en consecuencia, el más difícil.

Nos despedimos de la ciudad de la que tantos buenos recuerdos tendremos, nos vamos, nos vemos en LAS VEGAS!!

Captura de pantalla 2019-02-20 a las 20.08.43
Articulos Relacionados
Síguenos
Comparte
1Comment
  • Ana Maria Briongos
    Posted at 09:37h, 25 febrero Responder

    Esto es viajar, compartir con gentes que vas encontrando en el camino, momentos únicos e inolvidables. Os felicito. Me ha encantado vuestro primer post del viaje por EEUU en autostop. Pasionviajera blog.

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.